Duros golpes al lago que agoniza, Pátzcuaro

El lago de Pátzcuaro se encuentra desde hace años en una situación delicada. Diversas obras construidas el siglo pasado, la contaminación con aguas negras, la introducción de especies exóticas, la erosión y los cambios en el clima han sido las principales causas de la degradación del lago. Sobre la situación existen un sin número de diagnósticos y recomendaciones específicas y claras para mejorar la situación. Sin embargo, las decisiones tomadas por los líderes locales la mayoría de las veces no siguen estas recomendaciones.

A tan sólo seis meses de que la nueva administración municipal de Pátzcuaro entró en funciones han cometido dos atentados directos y deliberados contra el lago. Esto a pesar de que en el discurso del presidente municipal, Lic. Victor Báez y del gobernador del estado, Ing. Silvano Aureoles, siempre mencionan que harán todo lo posible por rescatar el lago. Incluso hablan de proyectos millonarios que están por llegar.

En diciembre aprovechando las fiestas navideñas se inició una obra de dragado de la parte baja del Río Guani. Esta obra además de remover sedimentos del cauce, también aflojo el suelo del talud, el cual se fue inevitablemente al lago. Lo peor de esta acción es que modificó el cauce y ahora el río entra directo al lago. Cabe recordar que el Guani es un río de aguas negras de la ciudad de Pátzcuaro. Esta obra fue dirigida por el OOAPAS a cargo del Sr. Francisco Ochoa. Él es una persona conocida y carismática de la ciudad, pero sin ninguna formación técnica para realizar este tipo de obras. Esperemos que la Comisión Nacional del Agua tome cartas en el asunto y se detenga este delito ambiental.

La segunda acción digna de mencionar es la repartición de fertilizantes químicos. El día de ayer, 29 de febrero, el presidente municipal entregó con bombo y platillo 290 toneladas de fertilizante nitrogenado, el cual costó más de un millón de pesos. Esta acción lejos de beneficiar realmente a los agricultores eutrofizará aún más el lago. No sabemos cuánto de este nitrógeno terminará en las cadenas tróficas del lago empeorando la situación.  No es posible que nuestros gobernantes sigan tomando decisiones contrarias a toda recomendación técnica y que atenten contra uno de los lagos más emblemáticos del país. Esperemos que para el ciclo agrícola de primavera no se vuelva a entregar fertilizante, hay muchas y mejores opciones para ayudar a los agricultores.

Además, también es conocida la falta de atención a los incendios forestales del municipio por la falta de equipamiento de los bomberos y por la falta de una brigada funcional. Y ni hablar de la tala que continúa en los últimos relictos de bosque de pino que quedan en los alrededores de la ciudad, faldas del Estribo, Cerro Blanco, Joya de los Molinos, por dar ejemplos. Qué triste que esta administración municipal cometa tantas imprudencias y no busque la asesoría para tomar mejores decisiones.Downloads

Fotos tomadas de diferentes cuentas de Facebook